TESTIMONIOS DE NUESTROS CLIENTES

  • Coach
  • Coachee
  • Proceso de coaching
  • Coaching ejecutivo
  • Coaching personal

Instalaciones de MVCOACHING

¿Quiénes han sido clientes de MVCOACHING?

¿Qué pensabas del coaching antes de tu proceso con MVCOACHING?

Coaching grupal con clientes de MVCOACHING

¿Qué has trabajado en tu proceso de coaching en MVCOACHING?

¿Cómo son las sesiones en MVCOACHING?

¿Qué has descubierto tras tu proceso de coaching en MVCOACHING?

¿Qué es el coaching ahora para tí, tras tu proceso en MVCOACHING?

¿Qué destacarías de Marta Vivancos como coach?

¿Recomendarías un proceso de coaching a otras personas?
[/vc_column_text]

Gracias a tu forma de guiar, tu apoyo, tu intuición para leer entre líneas (muy necesario en mi caso con lo que me cuesta hablar de mí) y tu gran profesionalidad (muy necesario también por el amplio conocimiento mutuo del que te has sabido distanciar) estoy aprendiendo a buscar alternativas en mi “cara b”, normalmente menos conocidas y explotadas pero con soberbios “temas” si te detienes a escucharlos, para evitar que siempre suenen en mi vida los “grandes éxitos de la cara a”, recurrentes y por ello más fáciles de oír, pero con melodías que en ocasiones no son las adecuadas… como estaba sucediendo.
Me has enseñado que “todo está dentro de nosotros”. Solo tenemos que aprender a buscar lo que necesitamos y así sentirnos dueños de nuestra vida y emociones. Y lo has hecho gracias a ser una coach profesional, comprometida, pasional, generosa, sincera, prudente, sagaz, servicial, cautelosa, proactiva, leal y con gran capacidad de trabajo.

Susana Rey. Abogada.

Las sesiones que tuve con Marta me ayudaron a verme desde otra perspectiva, desde la cual observé comportamientos de los cuales no era consciente. Detecté cosas que quería cambiar y encontré las herramientas necesarias para poner en marcha ese cambio. Las sesiones con Marta, además de ser constructivas, son entretenidas, son la parte más divertidas del coaching; lo duro es el trabajo que hay entre sesión y sesión.

David Arango. Meteorólogo y comunicador meteorológico en medios de comunicación.

Cuando comencé las sesiones de coaching con Marta estaba con muchas ganas, porque verdaderamente las necesitaba, aunque por otro lado un poco escéptica, mas que nada por el tema de la distancia. Ella en Valladolid, yo en Ibiza y la unica manera de llevarlo a cabo era a traves de skipe, que por cierto, no siempre funcionaba, y hubo que acudir al telefono en un par de ocasiones. Pensaba que igual las sesiones iban a resultar un poco frías ya que el contacto físico sería inexistente. Nada mas lejos de la realidad. Ya en la primera sesión se me disiparon las dudas. El grado de implicación por parte de la coach y su escucha infinita y humana hizo que la pantalla del ordenador desapareciera en cuestión de minutos. Era una buena señal. Empezamos poco a poco trabajando pequeños objetivos que al principio se me hacían un mundo poder cumplir. Pero el grado de implicación que tenia por su parte tenía que ser recíproco y contaba con las pautas que me iba dando para que esos pequeños objetivos poco a poco costaran cada vez menos llevarlos a cabo. Cuando en la siguiente sesión haciamos balance de lo conseguido no sé cuantas veces tuvo que escuchar de mi boca la palabra “pereza”, la palabra “bloqueo” o la palabra “bucle”. Pero a medida que los días pasaban cada vez utilizaba menos esas palabras y los objetivos se iban cumpliendo prácticamente sin esfuerzo. Lo que le pedí a Marta que quería trabajar eran básicamente las inseguridades y los miedos, que cuando llegan a un cierto nivel hacen que tu vida no avance y yo quería avanzar. Creo que finalmente fueron seis sesiones las que trabajamos juntas, y digo trabajamos porque Marta no es maga, es coach y si uno no pone de su parte tanto como pone ella, no creo que sea posible que surja la magia. Puedo decir que hoy por hoy hablando en presente, porque no sé cómo me encontraré dentro de un tiempo, todos mis miedos y mis bloqueos han desaparecido. No ha sido algo que haya sucedido de un día para otro, al terminar una sesión o las seis que en este caso han sido. En mi caso ha sido un aprendizaje de días, incluso ahora que han pasado meses desde que terminamos la ultima sesión sigo poniendo en práctica, ya sin esfuerzo, esa guía que ya no me hace falta leer, la tengo en mi cabeza. Os animo a que probéis y os deis la oportunidad de aprender unas herramientas que os servirán para el resto de la vida. Aparte de esto, y ya, a modo personal, agradecerte Marta el haberme hecho sentir tan cómoda. Haberme permitido llorar a moco tendido y haber reído a carcajadas. Y te lo agradezco porque sé que no eres un psicólogo, has demostrado ser mucho más.

Marta Sobejano Villa. Periodista y Actriz.

Cuando algo te bloquea o paraliza, solo tienes una opción: trabajar en ello y buscar la manera de seguir adelante, afrontando tus miedos y tus inseguridades y volviéndolas en experiencias positivas que te impulsen a alcanzar las metas que tanto deseas. Contar para ello con la ayuda de alguien cercano, humano, profesional que te acompaña a focalizar cuales son tus fortalezas y por tanto te ayude a conseguir tu meta es de lo más satisfactorio. Mi experiencia con Marta como coach, ha sido además de fructífera y vital, relajada, entrañable y muy saludable en todos los sentidos.
Destaco su pasión, su interés, su motivación, su cercanía y su simpatía, valores muy importantes a la hora de ponerte en manos de un coach, para hacer que la sesión sea más intensa, para confiar pronto en su persona y para sentirte como una más de la familia. Sin lugar a dudas, yo repetiré.

EVA. Diseñadora gráfica

EMPRESAS: